Ultimas imágenes de Curiosity

Sol 2001
Sol 1974

viernes, febrero 09, 2018

Miradas desde el infinito

New Horizons rompe un nuevo récord y nos envía la imagen más lejana jamás logradas por una sonda espacial.

En 14 de Febrero de 1990 la Voyager 1 activó sus cámaras después de años sin hacerlo. Fue una ocasión especial, fruto de la petición de astrónomos como Carl Sagan de que intentara fotografiar a La Tierra y el resto de planetas del Sistema Solar desde la donde se encontraba, en ese momento más allá de la órbita de Neptuno. Y como resultado nació una de las imágenes más icónicas de la historia, el Pale Blue Dot que tanto nos sigue inspirando. Fue el último servicio que prestaron al mundo, y tras ello se sumergieron en el sueño eterno. La necesidad de ahorrar energía y centrarla toda  en los instrumentos que realmente eran necesarios para su misión hacia las estrellas impuso su lógica.

Desde entonces nadie había roto ese límite, esos algo más de 6060 millones de kilómetros que marcaba el punto más lejano desde donde una sonda espacial había enviado imágenes. Hasta la llegada de la New Horizons. Era algo inevitable, cuestión de tiempo, ya que a diferencia de las otros 4 que la precedieron, las Voyager y Pioneer, tiene por delante otro encuentro planetario. Por ello su sistema óptico esta operativo, y de forma periódica se despiertan para ponerlos a prueba. Así ocurrió el 5 de Diciembre de 2017, en lo que se podía considerar una calibración rutinaria. Pero en ese caso fue especial.

Y es que la distancia en ese momento era de 6120 millones de kilómetros. El cúmulo de estrellas abierto galáctico "Wishing Well", que es el objetivo habitual utilizando por los técnicos de la misión para ajustar la cámara LORRI (Long Range Reconnaissance Imager) se convirtió así en la involuntaria protagonista de la imagen más lejana jamás tomada. Fue un récord transitorio, ya que apenas dos horas después, nuevamente abría sus ojos, en este caso para captar a dos lejanos miembros del Cinturón de Kuiper, 2012 HZ84 y 2012 HE85, pero para la historia quedará que ese fue el momento en que rompimos otra barrera, otro límite a nuestros sueños.

Con esta imagen, destinada a calibrar a LORRI, del cúmulo estelar "Wishing Well", tomado el 5 de diciembre de 2017, se rompió un récord de 27 años establecido por Voyager 1.

Imágenes en falso color de los KBOs 2012 HZ84 (izquierda) y 2012 HE85. Con la New Horizons ahora de nuevo en hibernación, estas ostentarán durante unos meses el récord actual de distancia. Hasta que la sonda se despierte de nuevo de cara a su encuentro con MU69.

Un punto azul pálido. La Tierra desde 6.000 millones de kilómetros en lo que durante casi 3 décadas fue la imagen más lejana jamás tomada por una sonda espacial.

New Horizons Captures Record-Breaking Images in the Kuiper Belt

No hay comentarios: